Como especialistas en cerrajería metálica en Rivas Vaciamadrid queremos aprovechar este espacio para presentarte una de las herramientas más importantes en nuestro trabajo: La Cizalla. Es un instrumento con el que cortamos las diferentes piezas y chapas metálicas que vamos a utilizar. Hay muchos tipos diferentes de cizalla pero, esencialmente, podemos agruparlas en dos bloques diferentes en función de cuál sea  la fuerza que se va a emplear sobre ellas.

Así, podemos hablar de cizallas hidráulicas y de cizallas manuales. Distinguir unas de otras es bien sencillo a simple vista, las cizallas manuales se asemejan a las tijeras con algunas diferencias, la más notable es el tamaño del mango que en las cizallas es considerablemente más grande para aprovechar mejor la fuerza que se ejerce sobre ella.

Pero sin duda las cizallas que más utilizamos en los talleres de cerrajería metálica en Rivas Vaciamadrid son las cizallas hidráulicas. Se trata de grandes máquinas que cuentan con un soporte donde se coloca la chapa o chapas a recortar sobre las que bajará una pieza móvil donde estará colocada una de las cuchillas. Al contrario de lo que mucha gente piensa las cizallas hidráulicas, al igual que las manuales, cuentan con dos cuchillas, una, colocada sobre la base de la cizalla y la otra en la guillotina, colocadas de forma que los filos de ambas cuchillas se cierren con una distancia mínima entre ellos.

La presión que se aplica gracias a un motor eléctrico es la que consigue cortar las chapas metálicas a la medida que previamente hayamos fijado. En Cerrajería Ainobar sabemos que las piezas recién salidas de la cizalla aún han de pasar pon un proceso de limado para eliminar las asperezas propias del corte.